X
< Regresar

TARJETAS PREPAGO: DIVERSIFICACIÓN DE PORTAFOLIO Y FORTALECIMIENTO DE MARCA EN UN SOLO PRODUCTO

TARJETAS PREPAGO: DIVERSIFICACIÓN DE PORTAFOLIO Y FORTALECIMIENTO DE MARCA EN UN SOLO PRODUCTO

Cada vez más entidades financieras emiten tarjetas prepago con la finalidad de diversificar sus portafolios, facilitando la bancarización e inclusión financiera a personas que no alcanzan los requisitos mínimos para acceder a medios de pago tradicionales.

Las tarjetas prepagadas, en su mayoría, son emitidas por entidades no financieras como grandes cadenas de supermercados, tiendas de ropa, restaurantes o servicios de streaming de música; con el objetivo de satisfacer las necesidades cada vez más variadas de los clientes, fortalecer su presencia de marca en diferentes mercados.

En el sistema financiero los usuarios de tarjetas prepago van generando un historial de comportamiento y de consumo, con el cuál podrían en el futuro calificar para productos de crédito del banco emisor, como préstamos o tarjetas de crédito.

¿Qué es la tarjeta prepago?

La tarjeta prepago es un instrumento financiero físico o electrónico, mediante el cual se paga anticipadamente un bien o un servicio, con el fin de ser adquirido o utilizado después.

A diferencia de las tarjetas de débito y crédito, que requieren la existencia de una cuenta bancaria o el cupo de crédito aprobado por una institución financiera autorizada, las tarjetas prepago funcionan como un monedero electrónico y no requieren de una cuenta o cupo de crédito asociado.

Los portafolios prepagos representan una alternativa de pago flexible, usualmente asociada a un uso específico. Estos pueden restringirse a uso en determinado comercio o canal de compra, por ejemplo, aceptación exclusiva de una tarjeta en restaurantes o gasolineras o no permitir su uso para retiros en cajeros automáticos.

 Seguridad para pagos, especialmente por internet

A través del uso de tarjetas prepago se reducen costos y mitigan riesgos de robo y fraudes asociados al uso de cheques, bonos y dinero en efectivo; sobre todo en las poblaciones más vulnerables como jóvenes y adultos mayores.

De otra parte, las tarjetas prepago se presentan como una alternativa al uso del efectivo y un instrumento de educación financiera. Por ejemplo, facilitar el uso de este medio de pago en poblaciones adolescentes les enseña el valor del dinero y la gestión del presupuesto en sus decisiones de compra.

El portal de estadística Statista prevé que en América Latina al terminar 2019 se alcancen ventas de comercio electrónico por más de US$79,700 millones, con crecimiento en los últimos años de alrededor del 15%. Frente al auge de los pagos digitales y de servicios por suscripción que acrecientan los cargos recurrentes, las tarjetas prepago son una opción segura y cómoda para que los consumidores usen con con usos específicos y controlados.

Tipos y usos de las tarjetas prepago

Las tarjetas prepago pueden o no ser recargables. El ejemplo más común de no recargables son las tarjetas de regalo que son utilizadas principalmente por comercios para aumentar la presencia de marca y la diversificación de ventas, creciendo en clientes e ingresos.

Algunos ejemplos de tarjetas recargables son las tarjetas de viaje, que permiten control y asignación de gastos a empleados para uso exclusivo en restaurantes, hoteles y gasolineras. También son comunes las tarjetas prepago recargables, diseñadas para la distribución y acceso a subsidios, beneficios o auxilios de baja denominación y que tengan una duración de tiempo limitada, ya que permite el direccionamiento correcto del beneficio entregado.

Existen tantos casos de uso como necesidades de las empresas y personas, los cuales este producto puede resolver múltiples requerimientos de pago de manera controlada y segura. Los programas de tarjetas prepagadas se diseñan para realizar control de gastos asociados a: viáticos o pago de planilla o de incentivos a empleados, pago de liquidaciones de seguros, pago de reembolsos, programas de becas de parte del Gobierno o combustible de flotas de transportes.

Los programas de tarjetas prepago pueden ser cerrados o privados y abiertos o franquiciados. La diferencia radica en que en los programas abiertos el emisor requiere ser miembro de alguna de las Franquicias o Marcas - Visa o Mastercard. En estos casos las tarjetas tendrán el logotipo, el control y la aceptación de cualquier otra tarjeta de marca.

Respecto a los beneficios, en países como Colombia las tarjetas prepagadas que no superen un cierto monto mensual aproximado de US$3,500, están exentas del pago de impuestos como el 4X1.000 y los bancos emisores estimulan su adopción eliminando cobros de cuotas de manejo y costos por transacción, entre otros.

¿Cuál es la oferta de Evertec para en tarjetas prepago?

Evertec tiene una trayectoria de más de 20 años ofreciendo productos de procesamiento, con vasta experiencia en productos de tarjetas prepago para clientes del sector financiero y no financiero en el Caribe, Centro y Sur América. Procesa más de 50 millones de tarjetas y 10 millones de transacciones asociadas a tarjetas prepago.

Cuenta con plataformas flexibles y parametrizables que le permiten a las instituciones poder definir las características del producto que obedezcan a su necesidad específica de mercado, por ejemplo, con tarjetas de uso único o recargables, con restricciones en uso por canal, diferentes parametrizaciones de cobros, comisiones y mínimos.

Los clientes y sus tarjetahabientes cuentan con herramientas de autoservicio para realizar bloqueos, desbloqueos y consultas. Los ofrecimientos de Evertec en esta área incluyen tarjetas multibolsillo, prepagadas de fidelización, regalo, bonos, tarjetas de descuento, convenios, tanto privadas como de las marcas.

Este producto es ideal para aquellas instituciones financieras que están buscando crecer y llegar a nuevas audiencias que podrían estar limitadas para otros productos, por no cumplir con los requisitos mínimos para acceder a medios de pago tradicionales